Internación Domiciliaria

La internación domiciliaria consiste en proveer, administrar e instalar todo lo necesario para llevar a cabo las indicaciones emitidas por su médico tratante, desde el más pequeño insumo hasta el alquiler de sofisticados equipos.

Beneficios de la Internación Domiciliaria
• Reincorpora rápidamente al paciente a su entorno habitual: en su hogar y con su familia.
• Evita los efectos nocivos de la internación en hospitales.
• Disminuye la posibilidad de infecciones intrahospitalarias.
• Evita el impacto psíquico del paciente hospitalizado.
• Restituye la dinámica del grupo familiar.
• Facilita la participación activa de la familia en la recuperación del paciente mediante su adecuada capacitación.
• Disminuye los costos de internación, permitiendo un uso más eficiente de los recursos.
• Aumenta la disponibilidad de camas en hospitales para pacientes agudos.
• Disminuye significativamente la frecuencia de reinternaciones.